Visitas:228

Irán celebra el 39º aniversario de la Revolución Islámica

En febrero de 1979, los iraníes hicieron un cambio fundamental en el sistema de gobernación del país. Acabaron con la monarquía dictatorial de la dinastía Pahlavi e instauraron el sistema político de la República Islámica, bajo el liderazgo del ayatolá Seyed Ruholá Mousavi Jomeini. Aunque en los años previos a 1979 el ruido del descontento popular se escuchaba en el país, las protestas que dieron lugar a la Revolución comenzaron a finales de 1977. Más tarde, estas se convirtieron en una campaña de resistencia social que incluyó tanto a elementos religiosos como seculares. Entre agosto y diciembre de 1978, las huelgas y las protestas paralizaron el país. La dependencia completa de la monarquía Pahlavi del Occidente, sobre todo, de Estados Unidos, la corrupción, el alejamiento de la religión y la injusticia social generalizada, fueron algunas de las causas de las protestas populares. Ante el aumento de las manifestaciones, el 16 de enero de 1979, el rey abandonó el país con destino a El Cairo, capital de Egipto, dejando a cargo a un consejo de regencia. Poco después, el líder ideológico de la Revolución, el Imam Jomeini (que en paz descanse), exiliado en Francia, fue invitado a volver al país. El ayatolá Jomeini fue recibido por millones de seguidores. Los días previos a la victoria de la Revolución Islámica de Irán, distintas ciudades se convirtieron en escenarios de violentos y sangrientos enfrentamientos entre la gente y la guardia monárquica. Los manifestantes violaban el toque de queda emitido por el Gobierno. Por fin, el día 11 de febrero de 1979, todo el ejército se rindió ante las fuerzas populares y la Revolución Islámica resultó victoriosa. El primero de abril, Irán votó en un referéndum nacional a favor de convertirse en una República Islámica y aprobar una nueva Constitución. hispantv.com/
Aleya del día
2:124 Y cuando su Señor probó a Abraham con ciertas órdenes. Al cumplirlas, dijo: «Haré de ti guía para los hombres». Dijo: «¿Y de mi descendencia?» Dijo: "Mi alianza no incluye a los impíos». 2.125 Y cuando hicimos de la Casa lugar de reunión y de refugio para los hombres. Y: «¡Haced del lugar de Abraham un oratorio!» Y concertamos una alianza con Abraham e Ismael: que purificaran Mi Casa para los que dieran las vueltas, para los que acudieran a hacer un retiro, a inclinarse y a prosternarse. 2.126 Y cuando Abraham dijo: «¡Señor! Haz de ésta una ciudad segura y provee de frutos a su población, a aquéllos que crean en Dios y en el último Día». Dijo: «A quienes no crean, es dejaré que gocen por breve tiempo. Luego, les arrastraré al castigo del Fuego. ¡Qué mal fin...!»
Palabra del día
Dijo el Imam Baqir(p):.Al-Hajj tranquilizca las corazones